Es un taller integral que incentiva el empoderamiento femenino, así como el desarrollo personal y grupal mediante ejercicios que permiten a cada mujer reconocer herramientas y recursos antes no descubiertos. El movimiento consciente nos permite flexibilizar el cuerpo, soltar tensión muscular, aumentar la conciencia corporal y activar nuestra mente a vivir en el presente y disfrutar de nosotras mismas a través del baile.